Saltar al contenido
Blog > Consejos > Cómo colocar gresite en una piscina

Cómo colocar gresite en una piscina

26 agosto, 2021

Existen varias formas de revestir nuestra piscina, entre ellas sobresale el gresite por su resistencia a la humedad, cero porosidad y su costo. En Nivelación Cerámica te enseñamos cómo colocar gresite en una piscina.

¿Qué es el gresite?

El gresite es un tipo de revestimiento muy parecido al azulejo común, con la diferencia de que este es de dimensiones más pequeñas.

El gresite se encuentra elaborado de cristal liso reutilizado, que ha sido fundido a grandes temperaturas y que no tiene porosidad. Por lo tanto, el agua no se infiltra a través de él.

Este material es adecuado para colocarse en zonas de alta humedad, tal como piscinas, duchas y cocinas. Además, su instalación es muy simple, al igual que su aseo y mantenimiento

Tipos de gresite para piscinas

Existen varias clases de gresite en cuanto a color, acabado y textura. Entre algunos que podemos encontrar en el mercado, están los siguientes: 

 Gresite nacional e italiano

Estos dos gresites son muy parecidos. Únicamente se distinguen entre sí por la forma de sus puntas. El gresite nacional cuenta con puntas redondas o circulares, haciendo que su instalación sea más fácil.

En cambio, el gresite italiano posee puntas más filosas. Su instalación debe hacerse con más cuidado para prevenir un acabado con aspecto irregular o desordenado.

En planchas

Este gresite es ideal para facilitar su colocación en superficies. Comúnmente, vienen en planchas con medidas de 31,6×31,6 cm. Debido a que sus teselas ya vienen unidas, su instalación es más veloz y además, nos permiten realizar mosaicos. Puede ver un ejemplo aquí.

Te gustará:
Pasos para colocar suelo de cerámica
Llana dentada o de dientes

Herramientas necesarias para la colocación de gresite

·         Paleta de albañilería
·         Llana con dientes
·         Cortador manual para cerámica
·         Mezclador de cemento eléctrico
·         Regla o escuadra
·         Cinta métrica o flexómetro
·         Llana de hule
·         Baldes
·         Esponja
·         Fratacho

Pasos para poner gresite en una piscina

Enseguida, veremos paso a paso cómo poner gresite en una piscina. Asegúrate de tener a tu alcance todos los materiales necesarios para poder trabajar sin inconvenientes.

poner gresite en una piscina

Antes de colocar el gresite

Previo al alicatado, tenemos que cerciorarnos que el suelo y los muros que se van a recubrir estén impecables e impermeabilizados. Además, debemos revisar que estén nivelados o lisos.

Hay que remover todo aquello que pueda obstaculizar nuestro trabajo como coladeras, lámparas, etc. Recubrir esas zonas con masilla flexible.

Arreglar grietas

Deberemos rectificar todas las hendiduras, empleando una malla para restaurar muros. Son muy útiles para arreglar hendiduras y otro tipo de daños de manera definitiva.

¿Hay un alicatado previo?

Antes de empezar, es importante limpiar el gresite de cualquier impureza y cal que pueda tener. Podemos emplear una hidrolavadora y ácido para facilitar el proceso.

Hecho lo anterior, hay que limpiar nuevamente con  agua y jabón para quitar lo que haya quedado de suciedad.

Trazar el centro

Una vez limpiado y preparado el material, el primer paso que haremos será trazar el centro de cada uno de los muros.

Esto servirá para prevenir que el alicatado se encuentre perjudicado por los desniveles que puedan existir. Es ideal trazarlo con ayuda de una regla, un nivelador y un lápiz.

Preparación del adhesivo

Es importante elegir un buen adhesivo C2TE S1 para prevenir inconvenientes como el despego de los azulejos, filtraciones, etc. El cemento de cola epoxi es una gran alternativa para este trabajo.

Al momento de adquirirlo, asegúrate de que sea impermeable y cuente con una gran resistencia ante químicos.

Para prepararlo, toma un contenedor y colócalo dentro, agrega agua y revuelve hasta que quede uniforme y sin grumos. Déjala asentar por un tiempo, según lo especificado por el proveedor.

Para colocarlo en las superficies, emplea una llana con dientes. Con su parte plana, iremos añadiendo el material, dejando una capa de grosor en torno a los 2.5 mm.

Posteriormente, utilizando los dientes de la llana, hacer surcos en ella, para lograr que las baldosas se unan de forma adecuada.

Colocación del gresite

Una vez preparado el adhesivo, procederemos a ver cómo colocar gresite en una piscina

Primeramente, traza una línea recta nivelada en la parte superior de la piscina. Esta será un apoyo para la colocación adecuada del gresite.

Ahora, comenzaremos a adherir las piezas, empezando desde arriba y dirigiéndonos hacia abajo hasta topar con el suelo.

Tan pronto hayas esparcido el cemento en la primera sección, añádelas, procurando siempre alinearlas correctamente y dándoles una separación de 2 mm entre ellas.

Posteriormente, empleando una llana de hule, presiona sobre las piezas para conseguir que se unan bien al cemento. Luego, comprueba que se encuentren niveladas.

Repite este procedimiento una y otra vez hasta finalizar todas las paredes y suelo del vaso de la piscina.

Separa el gresite que ocuparás para cortar y añadir en las secciones reducidas y con inclinación como escaleras o rincones.

Obtén la medida de la sección sin recubrir y realiza un rayado en la baldosa para proceder a cortarlo usando un cortador manual. Corta las piezas y añadelas en su respectiva área, cuidando el aspecto simétrico en todo momento.

Finalmente, empleando una esponja húmeda, elimina los sobrantes de mortero o cemento que se encuentren sobre los azulejos.

Rellenar las juntas

Una vez que se dejó reposar el gresite junto con el cemento durante un día aproximadamente, procederemos a hacer el rejuntado. Este paso consiste en sellar las juntas de dilatación.

Para esto, utilizaremos un mezclador de cemento eléctrico y un contenedor para preparar la mezcla del cemento para juntas

Mezclaremos hasta que quede uniforme y después, con una llana de hule y haciendo pasadas en dirección diagonal, la esparciremos sobre el recubierto. Lo haremos procurando que se introduzca en las juntas.

Finalmente, deberemos quitar el excedente de mezcla. Para ello, utilizando nuevamente la llana, realizaremos unas cuantas pasadas en dirección diagonal, presionando suavemente.

De esta manera, evitaremos retirar la mezcla que se ha introducido en las juntas y afectar al rejuntado.

Limpiar los sobrantes del proceso de rejuntado

Para retirar los sobrantes del rejuntado, es importante dejar unos instantes. Transcurrido este tiempo, empleando una esponja o talocha, comenzaremos a limpiar el gresite.

Nuevamente, haremos movimientos suaves en diagonal para evitar quitar el cemento de las juntas de dilatación.

Limpiar la instalación

Después de lo anterior, nuevamente dejaremos reposar el rejuntado, de acuerdo al tiempo recomendado por el proveedor, con normalidad, suele ser alrededor de un día.

Posteriormente, utilizando una esponja y talocha, realizaremos una pasada final al gresite para asearlo una vez más. De nueva cuenta, realizaremos pasadas en diagonal, recorriendo todo el recubrimiento hasta finalizar.

Al finalizar, lo único que nos quedará por hacer será disfrutar de nuestra nueva piscina con su hermoso recubierto de gresite. Ahora que ya sabes cómo colocar gresite en una piscina, te invitamos a que visites nuestra tienda online. En Nivelación Cerámica encontrarás todo lo que necesitas para alicatar tu piscina con la calidad profesional que buscas.

Nuestra recomendación para ti

Eres profesional