Saltar al contenido
Blog > Herramientas y materiales > ¿Qué es una llana dentada y cómo elegirla?

¿Qué es una llana dentada y cómo elegirla?

19 agosto, 2021

La llana dentada es una herramienta muy utilizada en la construcción y decoración de espacios. Si te encuentras en ese proceso y quieres conocer más, no te preocupes.

Aquí te lo explicamos todo para que la uses como un experto.

Generalmente, conocer estos detalles no era necesario hace unos años, porque solo nos limitábamos a contratar a un albañil y decirle el estilo de decoración que deseábamos en una habitación.

Sin embargo, en la actualidad son muchos los que están aprendiendo a hacer este tipo de trabajos sin la ayuda de un especialista. En otras palabras, vivir esta experiencia fascinante de decoración ha tomado un mayor significado para un gran número de personas.

Quédate a descubrir las herramientas que usan los profesionales para que no solo disfrutes el proceso, sino que, también, el resultado final sea impecable.

¿Qué es una llana dentada?

Es una herramienta también conocida como peine o llana de dientes. Se trata de una lámina de acero inoxidable que suele estar sujetada por un mango y tiende a ser de forma rectangular.

La lámina tiene dos bordes lisos y otros dos bordes en forma de dientes (a eso se debe el nombre). Esos bordes dentados pueden ser cuadrados, triangulares o en forma de U.

La superficie es totalmente plana y el mango incorporado puede ser abierto o cerrado, de madera, metal o plástico. Algunos mangos son ergonómicos, lo que permite un mejor agarre de la llana.

Las dimensiones varían y las más grandes pueden alcanzar una medida total de hasta 50 centímetros.

Los dientes de las llanas también varían, puedes encontrar dientes desde (mm): 

  • 3×3.
  • 6×6. 
  •  8×8. 
  • 10×10. 
  • 12×12
  • Y las más grandes que son de 15×15 y hasta de 20×20. 

En la ferretería la puedes pedir simplemente como llana de 6, llana de 10, etc. El tamaño del diente que escojas dependerá del trabajo que quieras realizar. 

Te podrá interesar:

Aprende a nivelar baldosas cerámicas

¿Para qué se utilizan las llanas dentadas?

Se usan en la colocación de pisos cerámicos y sirven para peinar el adhesivo. De modo que, al colocar la baldosa y presionar contra la superficie, el encolado se distribuye de forma pareja sin dejar espacios huecos.

Al usar ese efecto de peinado, se fijará mejor la pieza. Así se evita que esta se quiebre si se encuentra expuesta a mucho peso o se despegue si está en constante contacto con el agua.

Qué llana dentada usar en cerámicos

Tal como mencionamos antes, hay diferentes tamaños y es por una razón; cada una se usa en un trabajo en específico. Veamos primero para qué sirven cada una de ellas.

herramientas de alicatado

Llanas con dientes triangulares

Este tipo de llanas tiene una medida de 3×3 mm y se usa, generalmente, para: 

  • La aplicación de colas líquidas.
  • Realizar trabajos de acabados. 
  • Extender materiales como el cemento de manera uniforme y sin excesos. 

Llanas con dientes rectangulares

Son las más usadas a la hora de colocar cerámicos. Y el tamaño a elegir dependerá del tipo de cerámica a colocar. Mientras más grande sea la baldosa, más grande debe ser el diente de la llana.

Por ejemplo, si vas a colocar cerámicos finos o azulejos, puedes utilizar llanas de 6×6 o de 8×8. Para cerámicos de 30×30 puede valerte de llanas de 10×10 y, si las baldosas son aún más grandes, con llanas de 12×12 harás un mejor trabajo.

Llanas en forma de U

Son empleadas para la distribución de materiales más líquidos o fluidos, de manera que haya una mejor aplicación del adhesivo.

Cómo elegir el tamaño de diente correcto

Para elegir el tamaño del diente debes tener en cuenta dos factores: el lugar donde colocarás la pieza y el grosor de la misma.

Con relación al espacio donde efectuarás el trabajo, si la superficie se encuentra en buen estado y el cerámico es pequeño, con una llana de 6 u 8 mm bastará.

Sin embargo, si la superficie se encuentra en mal estado, puedes valerte de una más grande para compensar el deterioro del espacio. Aunque esto pueda suponer que tengas que usar mayor adhesivo.

Si aún tienes dudas sobre cómo elegir la llana dentada, un truco que te puede ayudar es procurar que el espacio entre los dientes de la llana debe ser similar al grosor del cerámico. Mientras más gruesa sea la baldosa, más ancho debe ser el espacio entre los dientes de la llana.   

Muchas veces será necesario usar doble encolado, en otros términos, colocar adhesivo en la parte posterior pieza cerámica y en la superficie donde se colocará. Con frecuencia, este trabajo se hace cuando las piezas son muy grandes.

¡Escoge la que más te guste de nuestro catálogo de herramientas!

Escoger la mano y agarre de la llana de dientes

Aunque parezca poco relevante, el mango de la llana es tan importante como el tipo de lámina que se utilizará. Veamos los que existen en cuanto al tipo de material y la forma del mango:

Tipo de material

  • Plástico: Son los más económicos y resistentes.
  • Madera: Este tipo de empuñadura es la más común que se encontrará en esta herramienta. Son de textura suave.
  • Ergonómico: Estos son los más usados recientemente debido a que su biocomponente ergonómico se adapta a la mano. Lo que brinda mayor comodidad al trabajar. 

Forma del mango:

  • Cerrados: Son los que tienen ambos bordes pegados a la lámina. Es fácil de controlar, tanto para personas diestras como zurdas.
  • Abiertos: La pieza tiene forma de L y viene pegado en el centro de la lámina. Permite controlar mejor la aplicación del adhesivo.

Cómo usar correctamente la llana dentada

Ahora que conoces la herramienta que utilizarás para pegar tu cerámico, es muy importante que sepas cómo la vas a usar. 

  1. Aplicar una cantidad generosa con el borde liso de la llana en la superficie donde se desea colocar la baldosa y distribuir uniformemente. 
  2. Luego, peinar con los dientes de forma recta vertical u horizontal. Esta técnica se llama encolado simple, solo aplicas el adhesivo al soporte y luego se procede a pegar la pieza.
  3. Cuando el formato es muy grande, como una cerámica de 60×60, se recomienda hacer uso del doble encolado. El cual se realiza aplicando el adhesivo sobre la superficie y también al dorso de la pieza cerámica.

Con estas recomendaciones, ya estás preparado(a) para adquirir la llana dentada apropiada para el trabajo que vas a realizar en casa. Así que solo queda decir… ¡Manos a la obra!

Nuestra recomendación para ti

Eres profesional