Saltar al contenido
Blog > Consejos > Cómo colocar un vierteaguas en ventanas

Cómo colocar un vierteaguas en ventanas

23 septiembre, 2021

En toda construcción es indispensable contar con vierteaguas bien instalados en sus ventanas para preservar su estado en óptimas condiciones. Es por ello que en Nivelación Cerámica te enseñamos cómo colocar un vierteaguas en ventanas.

¿Para qué sirven los vierteaguas o goterones?

El vierteaguas, también conocido como goterón, cumple con una función primordial. Principalmente, previene que el agua de lluvia se infiltre en la construcción a través de las paredes.

Con un vierteaguas bien colocado, el agua fluirá fuera de las paredes evitando su deterioro. Estos deben formar una pendiente o inclinación hacia afuera para que puedan funcionar correctamente.

La lluvia puede ocasionar daños en la construcción a largo plazo. Es por esto que es necesario prestar su debida importancia a su correcta instalación para prevenirlos y conservar bien su estructura.

Materiales que necesitarás para colocar un vierteaguas de aluminio

Enseguida te presentamos el material y las herramientas que necesitarás para colocar un vierteaguas en tu ventana.

● Espátula
● Llana con dientes
● Mazo de hule
● Caladora con cuchilla para cortar aluminio
● Silicona
● Pistola para colocar silicona

Te podrá gustar:

Cómo colocar un suelo cerámico
Tipos de baldosas cerámicas

Pasos para colocar un vierteaguas de aluminio en ventanas

A continuación, veremos paso a paso cómo colocar un vierteaguas en ventanas correctamente. Asegúrate de tener a la mano todo lo necesario para poder realizar tu trabajo sin ningún problema. Si quieres elegir el adecuado para ti ojea nuestro catálogo de vierteaguas de aluminio.

poner un vierteaguas en una ventana

Preparación del perfil vierteaguas

Antes de comenzar la colocación del vierteaguas, es necesario preparar la superficie donde irá puesto, que es el antepecho de la ventana. Esto dependerá de la forma del vierteaguas que hayamos comprado.

Hay algunas piezas con diseños que ya poseen un ángulo de inclinación y que pueden ser instalados en superficies planas sin ningún problema. Sin embargo, también hay otros que son rectos.

En estos casos, habrá que darle la inclinación adecuada para que el vierteaguas pueda cumplir con su función. Para ello, emplearemos una espátula para agregar un poco de enduído plástico de manera uniforme sobre la superficie del antepecho. 

Al final, la pendiente debe quedar a lo mucho con un ángulo de 10° de inclinación. Un consejo para poder darle la inclinación correcta, es colocar una marca en los dos marcos de la ventana. Esto nos servirá como guía para colocar el enduido.

Realizar juntas de dilatación en el vierteaguas

Debido a que el vierteaguas estará sometido a condiciones climáticas variables, es fundamental realizar juntas de dilatación. Estos deberán ir entre los bordes del propio vierteaguas y los dos marcos de la ventana.

Para ello, deberás medir el largo del antepecho. A su longitud, deberás restarle cinco milímetros por cada junta de dilatación necesaria. Para realizarlas, emplea la sierra caladora utilizando una hoja especial para cortes de aluminio.

Colocar el vierteaguas

Para hacer la colocación del vierteaguas, necesitaremos añadir adhesivo de poliuretano. Este lo colocaremos encima del alféizar y debajo de la pieza vierteaguas empleando una llana con dientes.

Una vez puesto, tendremos que darle unos golpes suaves con el mazo de hule a la pieza para que termine de adherirse a la superficie. Finalmente, emplearemos un nivelador para cerciorarnos que todo esté bien.

Sellar y eliminar los excedentes

Para finalizar el proceso, tendremos que tapar las juntas de dilatación utilizando silicona resistente a la luz ultravioleta. Para ello, limpiamos con un trapo el área donde vamos a colocar. Esta debe quedar lo más limpia y seca posible.

Posteriormente, utilizando la pistola de silicona, iremos añadiendo sobre las juntas. Luego, tomaremos un atomizador, lo llenaremos con agua mezclada con detergente líquido lavatrastes y lo aplicaremos sobre el silicona.

Esto nos ayudará a remover con facilidad los excedentes. Un consejo que te damos para retirarlo, es hacerlo por partes, esto para evitar que se acumulen grandes cantidades de silicona al final de la junta de dilatación.

Para ello, debemos pasar nuestro dedo por encima de cuatro a cinco centímetros de la capa de silicona. Lo haremos de manera uniforme desde el principio hasta el final de la junta.

Tras cada pasada, limpiaremos nuestro dedo con un trapo para retirar la silicona. Repetiremos el proceso una y otra vez hasta remover totalmente los excedentes.

Luego de haber aprendido cómo colocar un vierteaguas en ventanas, te invitamos a que visites nuestra tienda online. Aquí encontrarás todo lo que necesitas para tus trabajos de colocación de cerámica con la calidad profesional que buscas.

Nuestra recomendación para ti

Eres profesional