Saltar al contenido
Blog > Consejos > ¿Cómo reparar o cambiar una baldosa rota?

¿Cómo reparar o cambiar una baldosa rota?

16 diciembre, 2021

¿Se te ha roto la baldosa cerámica de tu suelo o pared? Empiezan con una pequeña grieta, pero cuando te quieres dar cuenta se ha convertido en un agujero en medio de la habitación. Si a tí también te ha pasado, hoy te enseñaremos a reparar una baldosa rota.

¿Cómo quitar una baldosa del suelo?

Para deshacerte de cualquier baldosa que ha sufrido un incidente, lo primero que debes hacer es realizar una retirada de la baldosa rota de manera limpia. Para ello, tienes que tener muy en cuenta su estado, no lo pases por alto, ya que de eso influye en el tipo de herramientas a usar, como también en el proceso. 

Lo que necesitas para quitar una baldosa

Si necesitas sustituir una baldosa rota, debes contar con las herramientas indicadas para facilitar el proceso de principio a fin. Emplear buenas herramientas te evitará trabajo y reducirá accidentes. Por qué es importante que priorices tu seguridad durante el proceso para que el polvo o los restos de la baldosa no te produzcan daño alguno. Es por ello que debes tener a la mano antes de comenzar lo siguiente:

  • Guantes.
  •  Protección para la vista.
  • Paleta de albañil.
  • Agua.
  • Cemento adhesivo para colocar la baldosa nueva.
  • Martillo.
  • En algunos casos es necesario usar un aspirador.

Paso a paso para quitar una baldosa

Es importante que cada paso en este proceso se haga con precaución y teniendo en cuenta cualquier recomendación de los fabricantes de los nuevos materiales. Una buena ejecución protege la superficie para el futuro. De este modo, este paso a paso te permite evitar un mal mayor cuando vayas a cambiar las baldosas:

  1. Retira las juntas. Al realizar el cambio de la baldosa, lo principal es remover las juntas sobre todos los lados con mucho cuidado. De esta manera, evitas romper o causar daño a las baldosas que colindan con la que se encuentra dañada.
  2. Rompe progresivamente la baldosa. Cuando las juntas estén retiradas, corresponde romper progresivamente la baldosa rota por medio de un cortafrío y una maza. Al mismo tiempo, se trata de un proceso que requiere mucha atención, ya que los pedazos son cortantes y emiten un polvo que puede perjudicar tu visión.

Cada caso es diferente, por eso es importante que puedas evaluar el estado de la baldosa; y actuar conforme a ello. Recuerda que, aprender cómo cambiar un azulejo roto del suelo, requiere de paciencia, conocimiento y mucha precaución. 

Si llega a complicarse la retirada progresiva de la baldosa, puedes optar por un martillo, incluso si no posee grietas; antes de remover las juntas puedes golpearla con un martillo en el centro. Pero, si la baldosa está suelta, lo mejor es usar una palanca o paleta de albañil con cuidado.


También te puede gustar:

¿Cómo nivelar el suelo cerámico exterior?

¿Cómo empezar a alicatar un suelo?

Consejos para cortar cerámica


¿Cómo cambiar y sustituir una baldosa rota?

Una vez que se haya retirado la baldosa rota, es posible continuar con el cambio para que la superficie sea segura nuevamente. Ahora te presentaremos cómo cambiar una baldosa rota de la pared o el suelo de una forma fácil y segura. 

Aprende a sustituir una baldosa rota

Las baldosas contiguas pueden sufrir algunos daños si no realizas los pasos correctamente:

  1. Limpia la zona. Este es el primer paso cuando quieres cambiar una loseta rota. Una vez que hayas removido la baldosa, es necesario limpiar el agujero para que no quede resto del cemento anterior. Sin embargo, para este paso se recomienda aplicar un aspirador para un mejor resultado.
  2. Prepara la baldosa nueva. La baldosa que vas a colocar se puede someter a un proceso de preparación al introducirla en agua fría. Esto permitirá una adhesión más limpia, eficiente y duradera.
  3. Adapta la superficie. El hueco originado por el levantamiento de la baldosa, necesita ser humedecido para integrar a la baldosa nueva sin problemas.
  4. Aplica el cemento. Cuando la zona se encuentre en el estado apropiado, lo siguiente es rellenar el hueco con el cemento que vas a utilizar.
  5. Golpea la baldosa. Al pegar la baldosa en la superficie, debes golpearla suavemente con el mango del martillo que has usado para repartir el cemento. De esta manera, la nueva baldosa se fija e integra mejor de forma nivelada.
  6. Retira los sobrantes. Cualquier sobrante del cemento puede ser retirado con el uso de la paleta o con tus propias manos empleando unos guantes adecuados.

En medio de este proceso resulta clave el tipo de cemento que emplees, la mayoría decide usar el tradicional, pero, también puedes emplear el adhesivo. De igual forma, puedes consultar lo más indicado para el estado de la superficie sobre la cual vas a trabajar.

Sustituir una baldosa rota

Y si no podemos cambiarlas, ¿Cómo pegar una baldosa rota?

La reparación de una baldosa rota también se puede llevar a cabo sin la necesidad de cambiarla; aunque requiere de la realización de un proceso más largo. Sin embargo, esta alternativa es más viable para situaciones donde la baldosa no esté rota superficialmente.

Pasos para pegar una baldosa rota

Para implementar esta alternativa y arreglar tus baldosas rotas, necesitas contar con adhesivo, lechada de cemento y un taladro. Cabe resaltar que puedes conseguir todo esto y más al mejor precio aquí, en Nivelación Cerámica. 

Ahora bien, básicamente, con estas herramientas puedes llevar a cabo el siguiente proceso para pegar la baldosa.

  1. Procura que el taladrado sea profundo. Al lado de la baldosa que tiene problemas, tienes que taladrar profundo. Esto permite que el adhesivo ingrese con facilidad hacia el azulejo que esté suelto.
  2. Usa el adhesivo. Para pegar la baldosa debes usar el adhesivo; este se puede colocar en el orificio mientras vas haciendo presión. Posteriormente, es momento de esperar para que ambos materiales se asienten, pero la idea es que el agujero esté lleno.
  3. Presiona la baldosa. Asegúrate de que la baldosa se adhiera, al colocar un objeto de gran tamaño sobre la misma. Esto ayuda a que no queden burbujas de aire y el adhesivo haga su función, cualquier residuo se puede retirar con un paño húmedo.
  4. Espera que seque. El secado de este proceso se lleva a cabo durante 24 horas, así que debes esperar ese periodo de tiempo para proceder a retirar el objeto que está haciendo presión sobre la baldosa. A su vez, transcurrido ese tiempo, puedes volver a aplicar lechada en los agujeros.
  5. Lleva a cabo la limpieza. Una vez que superes los pasos anteriores, es vital limpiar todo a través de la aplicación de productos de limpieza especializados.

No es difícil aplicar esta reparación, por eso no debes preocuparte ante alguna baldosa que rompas o que se estropee. De ahora en adelante, podrás reparar una baldosa rota con mucha facilidad y puedes comprar todo lo necesario para poder hacerlo aquí, en Nivelación Cerámica.

Nuestra recomendación para ti

Eres profesional